Última conferencia de un servidor sobre Juan Luis Vasallo Parodi.

Mi última entrevista en televisión.

Progra del menda en tosiria.

Música para quien entre.

El tiempo siempre corre y tú te quedarás en él. Fijaté en todos estos relojes.

viernes, 31 de octubre de 2008

Mis pensares sobre la muerte.

Hay un tema que me bombardea diariamente, el de la muerte; mi querida novia a la que tanto deseo y jamás he temido. En mí se cumple la paradoja de Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero que muero porque no muero. Sin embargo hay una cuestión que me preocupa, qué le diré al Ser Supremo cuando me presente ante Él, ensayo todos los días mi discurso como yo un simple humano me voy a presentar ante Dios.
Sé que este mundo es como un ramo de rosas, precioso, pero lleno de espinas. Aún así la codicia de todos nosotros hace que este mundo no sea espinoso, sino cruel. Nuestro egocentrismo y egoismo nos llevan apensar solo en nosotros, pero nunca en los demás. ¿Por qué no aprendemos que hemos de dar gratis lo que gratis viene de Dios? ¿Por qué no nos damos cuenta de que aunque seamos capaces de dominar la tierra y el mar, a pesar de conseguir tener el mundo a nuestros pies; jamás somos capaces de entender el corazón? ¿Por qué preferimos callar a actuar? Tan pequeña es una persona como inmensa a la vez. Un ser humano no es solo capaz de aportar un grano de arena, sino de hacer una montaña.
¿Cómo le explicaré a Dios que cada día de los que me ha regalado en esta vida en vez de utilizarlos en hacer el bien,los he utilizado en mi persona? Este es el único temor que yo tengo, no temo a los hombres ni a sus absurdos e inventados juicios, pero sí temo a Dios que me dicta al corazón, al cual normalmente le hago oídos sordos.

1 comentario:

Maestro Gelimer dijo...

Si Dios todavía te dicta al corazón, es que todavía tienes corazón. No hay que desesperar. En el aquí y ahora nos jugamos la eternidad. Así que, siempre es bueno rectificar a tiempo.

Sursum corda!