Última conferencia de un servidor sobre Juan Luis Vasallo Parodi.

Mi última entrevista en televisión.

Progra del menda en tosiria.

Música para quien entre.

El tiempo siempre corre y tú te quedarás en él. Fijaté en todos estos relojes.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Il Tiraca, la moneda de Úbeda.

No es muy conocido que Úbeda tuvo moneda propia, concretamente en época ibérica. En la provincia de Jaén existieron tres oppida que consiguieron la articulación de estados fronterizos que rompían cn el oppidum (ciudad-estado) dando paso a la suma de varios oppida y aldeas. Tres protoestados surgieron en la provincia tomando un considerable poder y los tres tuvieron la peculiaridad de acuñar moneda.
Cástulo, Obulco y Salaria. El "estado" de Úbeda ocupó desde la zona boscosa donde en la actualidad se encuentra la ciudad, en línea recta hasta la colonia romana de Salaria (Úbeda la vieja), oppidum capital y una serie de oppida de menor tamaño hasta Huelma en la cual se marcaba la entrada a la zona mediante el santuario ibérico del Pajarillo.
La moneda de Úbeda es una verdadera pieza histórica por su rareza frente a la gran cantidad de Cástulos u Obulcos, se llama Tiraca porque en su reverso representa a un lobo (icono del santuario del Pajarillo), mientras que en su anverso presenta un rostro de perfil. La circulación del Tiraca debió de ser muy restrictiva, pues son muy pocas las piezas que se conservan.
En recuerdo a esta moneda, si nos fijamos en Vélez-Málaga y toda la región de la Axarquía, el famoso historiador Antonio Gámez, creó una moneda de circulación legal en la región llamada el Axarco en honor a la moneda que circuló en época árabe. He tomado la decisión de resucitar en Úbeda al Tiraca, pero bajo otra forma; no como moneda de curso legal, sino como moneda honorífica de intercambio. Es decir los nuevos tiracas se emitirán en una cantidad muy limitada para uso exclusivo de ubetenses, pero sin valo monetario de cambio, sino honorífico, como un símbolo de la ciudad. Por ejemplo si un ciudadano recibe un favor no pagable en dineo de otro, pues éste ser pagado en tiracas como símbolo de débito.
En breves días comenzaré en el diseño de los billetes que posteriormente repartiré entre allegados para que empiecen a circular por la ciudad. Admito sugerencias, ¿qué os parece la idea? Divertida, ¿verdad?