Última conferencia de un servidor sobre Juan Luis Vasallo Parodi.

Mi última entrevista en televisión.

Progra del menda en tosiria.

Música para quien entre.

El tiempo siempre corre y tú te quedarás en él. Fijaté en todos estos relojes.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Mi mejor amigo, mi loro.

Curioso el título de esta entrada, pero hoy he pensado en aquel dicho de Diógenes que de día buscaba con una linterna por la ciudad´, pues decía que había mucha gente, pero era muy difícil encontrar personas.
¡Qué razón llevaba el cínico! ¿Cuántos amigos tenemos en la vida? "Quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro."Es una verdad, pues es casi imposible encontrar un amigo. Tenemos conocidos a los que les podemos tener más o menos afecto, pero nunca hemos de olvidar que como personas no dejan de ser seres envidiosos capaces de pegarse puñaladas entre ellos, sepulcros blanqueados, tiburones envueltos en celofán.
Hay que tener mucha confianza para contar la vida a un amigo, nunca pienses en dar la vida por un amigo, pues él no la daría por tí. Si les haces un favor, hazselo de corazón, pero no esperes nada a cambio, porque no lo vas a recibir .
Procura no dañar a los amigos, pero deja que te dañen, que te metan en líos, que esparzan el veneno de sus lenguas bípidas reptando entre los demás.
Amigo, que bello sustantivo, ¿quién encontrara su definición? Yo la he encontrado en mi loro, un plumifero mucho más noble que cualquier persona.