Última conferencia de un servidor sobre Juan Luis Vasallo Parodi.

Mi última entrevista en televisión.

Progra del menda en tosiria.

Música para quien entre.

El tiempo siempre corre y tú te quedarás en él. Fijaté en todos estos relojes.

martes, 2 de diciembre de 2008

Sobre los delirios de grandeza.

Hoy repasando entre mis miles de fotografías he encontrado la de un caballero presidiendo una procesión y me ha venido a la mente una idea. ¡Qué ilusos somos los hombres! Creemos que por tener títulos somos algo y no dejamos de ser simplemente polvo, pues nuestra porción de divinidad pertenece únicamente a Dios. ¿Cómo se puede desfilar como caballero detrás del propio Dios.

¿Qué delirios de grandeza tuvo Dios? Ninguno, su trono fue la cruz, su vida entre los pobres y hoy nos quejamos de la llegada de extranjeros en busca de pan a nuestras ciudades. ¿Acaso ellos no son hijos de Dios? ¿Alguien puede negar que Jesús nos dijo que amáramos al prójimo como a nosotros mismos? ¿Lo hacemos?

Todo lo contrario, quizás buscamos la forma de ser nobles, de engrandecernos, de pisar a los demás, de hacer daño; cuando en realidad debemos de tener en cuenta que todo lo que tenemos es porque Dios nos lo ha dado. Ya se lo dijo Jesús al iluso de Poncio Pilato, pero éste no le entendió.